El Golfo de Morbihan cuyo significado es “mar pequeño” es un golfo o mar interior localizado en la costa atlántica de Francia, al sur de Bretaña. Tiene una longitu de 20 kilómetros, una anchura de 15 kilómetros, y se abre a la bahía de Quiberon.

Turismo en el Golfo de Morbihan

Morbihan ofrece un rico patrimonio, tanto por sus paisajes costeros y marítimos como por sus yacimientos prehistóricos ¿Te animas a saborear el ambiente tranquilo de sus 42 islas llenas de vegetación sobre un mar esmeralda, descubrir secretos de los megalitos, o navegar en aguas de baja profundidad?

El golfo es un área apasionante para el estudio de la prehistoria y sobre todo de la época del Neolítico, a partir de 7500 años antes de nuestra era. De esta manera podemos apreciar monumentos megalíticos como menhires, dolmens, cairns o túmulos y crómlech.

Según cuenta la historia, en el golfo tuvo lugar una importante batalla naval en el año del 56 a. C. como parte de la Guerra de las Galias, la conocida como batalla del Golfo de Morbihan, el encuentro más importante de la campaña de Cayo Julio César contra la tribu gala de los vénetos.

Según la leyenda, el golfo habría sido creado por las lágrimas de las hadas desalojadas del bosque de Brocéliande. Las hadas habrían echado aquí entonces sus coronas, que se habrían convertido en las islas.

Turismo en el Golfo de Morbihan

Como ya mencionamos en el Golfo de Morbihan podemos navegar, y se puede hacer en embarcaciones de vela ligera, en embaracaciones a motor, en kayak o en motos acuáticas, pero lo más recomendable es hacerlo a bordo de embarcaciones tradicionales como los sinagots, los forbans del Bono, las Plates o los guepardo.

El Golfo de Morbihan también es una reserva natural pues es el hábitat de una serie de especies de fauna y flora. En cuanto a flora encontramos la presencia de un herbario de zostera, el segundo más importante de Francia. En cuanto a fauna, podemos apreciar ornitorrincos, gaviotas, gansos, patos, garzas y diversas aves migratorias.

En el golfo además se puede practicar turismo arquitectónico pues tenemos la posibilidad de visitor el château de Suscinio, residencia de los duques de Bretaña, la románica abadía de Saint-Gildas-de-Rhuys, Auray, el antiguo puerto de Saint Goustan, el cairn de Gavrinis y el casco antiguo de Vannes.