La Cueva de los Franceses es una cueva ubicada en municipal de Revilla de Pomar, al noreste de la provincia de Palencia, comunidad autónoma de Castilla y León, España. Lleva dicho apelativo por haber sido el último reposo de los restos de los combatientes franceses muertos en la Guerra de la Independencia surgida en España en 1808.

La Cueva de los Franceses

La cueva nació como fruto de la acción del agua que, a lo largo de los siglos, ha diseñado una minuciosa tarea de esculpido. Su interior atesora un bello paisaje de formaciones estalactíticas que se pueden admirar a lo largo de 500 metros de recorrido.

En las inmediaciones de la cueva hay varios menhires, de los que el de Canto Hito está aún en pie y puede visitarse en una ruta señalizada que parte desde la cueva.