El galgo español o simplemente galgo es una raza de perros autóctona de España, utilizada primordialmente para la caza en campo abierto de animales veloces, ágiles y listos. Son grandes perros corredores que pueden alcanzar una velocidad de 60km/h.

Características del Galgo Español

Apariencia

Se caracterizan por su aspecto delgado, patas largas y pecho voluminoso. La cabeza es alargada y delgada, al igual que el hocico. Las orejas, de implantación alta, son triangulares, de base ancha y su extremo es redondeado. El cuello largo une la cabeza con un cuerpo rectangular, fuerte y flexible. El pecho del galgo español es profundo y el vientre es muy recogido. El lomo es un poco arqueado, dando flexibilidad a la columna vertebral. La cola del galgo es fuerte en la base y se adelgaza gradualmente hasta terminar en una punta muy fina. Es flexible y muy larga.

Son de pelo corto, liso y muy fino.

Los machos suelen tener una altura entre los 62 a 70 centímetros, mientras que las hembras entre 60 a 68 centímetros.

Los colores más típicos son: barcino o atigrado, negro, barquillo, tostado, canela, amarillo, rojo, blanco, berrendo o pío.

Carácter

Se trata de un perro noble, afectuoso, sensible, dulce y tímido.

Tienen un comportamiento excelente con niños, adultos y todo tipo de personas.

Cuidados

El galgo español requiere de 2 a 3 paseos diarios. Durante cada uno de estos paseos es recomendable dejar que el perro disfrute de, al menos, cinco minutos de libertad sin correa.

Requiere un cepillado semanal ya que por su pelo corto y áspero no sufre enredos.