China ha construido varias islas artificiales de 9 kilómetros cuadrados en total, ubicadas en el Mar de China Meridional, específicamente en el archipiélago de las Islas Spratly. Estas controvertidas islas han creado tensión y controversia en el mundo, pero ¿Por qué? Pues porque el gobierno chino ha colocado en ellas armamento antiaéreo y antimisiles.

Spratly: Las Islas Artificiales de China

El temor internacional es que estas islas sean utilizadas como bases militares para tener el control sobre el todo el Mar de China Meridional, incluida la pesca y el petróleo. Además también se suma el problema de que las islas están construidas sobre arrecifes parcialmente sumergidos en las aguas disputadas que también reclaman otras naciones como Filipinas, Vietnam, Malasia y Brunei.

No obstante, China ha afirmado que solamente protege sus derechos territoriales y su flota pesquera con estas islas.