Cabo Verde es un país insular de África, conformado pequeñas islas volcánicas en el Océano Atlántico. Este paraíso de playas con aguas transparentes se ubica a unos 600 kilómetros de las costas de Senegal, y tiene una superficie de 4,033 kilómetros cuadrados.