El Titanic fue una embarcación transatlántica que hoy en día más bien es reconocida por la película del mismo nombre, en donde se presenta un caso de ficción que se llevo a cabo dentro de sus ambientes y que encuentra su desenlace justamente en el trágico final real que tuvo este vehículo marino.