La falla de San Andrés, conocida en inglés como San Andreas Fault o como la falla más temida y peligrosa del mundo es una falla transformante continental que forma el límite tectónico entre la placa Norteamericana y la placa del Pacífico.