La escritura china consta de miles de caracteres, pictogramas o ideogramas que expresan una idea abstracta a través de una forma icónica, sistema que es utilizado desde hace miles de años.