La Isla Fraser es considerada como la isla de arena más grande del mundo pues tiene una extensión de 1,630 kilómetros cuadrados y se ubica en la costa sur de Queensland en Australia, específicamente a unos 300 kilómetros de Brisbane.