China ha construido varias islas artificiales de 9 kilómetros cuadrados en total, ubicadas en el Mar de China Meridional, específicamente en el archipiélago de las Islas Spratly. Estas controvertidas islas han creado tensión y controversia en el mundo, pero ¿Por qué? Pues porque el gobierno chino ha colocado en ellas armamento antiaéreo y antimisiles.