Una cuenca hidrográfica es un territorio drenado por un único sistema de drenaje natural. Las aguas pueden drenarse a través de un río que desemboca en un lago o en un mar.