La leyenda de los Hermanos Ayar es un mito del Perú que narra la historia del origen de los incas y la fundación del imperio.

Resumen de la Leyenda de los Hermanos Ayar

La primera crónica que dio a conocer este mito de origen fue la de Juan Díez de Betanzos en 1551.

Resumen

Sobre la montaña Pacaritambo (al noroeste de Cuzco), tras el gran diluvio que había asolado la Tierra, el dios Wiracocha hizo emerger a los hermanos Ayar junto a sus esposas. Ellos fueron Ayar Manco y su mujer Mama Ocllo; Ayar Cachi y Mama Cora; Ayar Uchu y Mama Rahua y por último, Ayar Auca y su esposa Mama Huaco.

Viendo la situación de las tierras y la pobreza de los pobladores, los cuatro hermanos decidieron buscar un lugar fértil y favorable para establecerse.

Durante la travesía, se produjo la primera desavenencia entre Ayar Cachi quien era fornido, valiente e iracundo, y los otros hermanos. Por tal motivo, los hermanos planearon deshacerse de él y le ordenaron regresar a las cavernas de Pacarina a buscar semillas y agua. Al ingresar a la a la caverna Capac Tocco, Ayar Cachi fue traicionado por su criado quien lo encerró dentro de la cueva, colocando una piedra en la entrada. Al no poder salir, Ayar Cachi gritó tan fuerte que logró sacudir la tierra y abrir las montañas, mas nunca pudo salir de allí.

Los hermanos restantes y sus esposas seguidos de sus ayllus, continuaron su camino y llegaron al monte Huanacauri a donde hallaron un ídolo de piedra del mismo nombre. Los hermanos ingresaron al lugar de adoración de ese ídolo llenos de respeto y temos, mas Ayar Uchu desafió al ídolo, brincando sobre su espalda, quedando petrificado al instante, y formando parte de la escultura.

Sus hermanos siguieron el viaje en búsqueda de tierra fértil, y es así como Ayar Auca decidió explorar en una zona cercana. De pronto a Ayar Auca le salieron alas y voló hacia la pampa del Sol en cuyo lugar aterrizo y se convirtió en piedra.

Ayar Manco fue el único hermano que logró llegar al valle del Cusco, lugar en donde encontró suelos fértiles. Manco Capac hundió un bastón de oro que le fue entregado por el dios Inti para hallar el lugar de la fundación de lo que sería más adelante, el Imperio de los Incas, conocido también como el Tahuantinsuyo.

Análisis

Según los historiadores, el mito puede ser interpretado por la conquista del valle del Cuzco por tribus quechuas como los mara ,los tampus, los mascas y los chilkes, quienes luego de entablar una lucha entre sí, venció el más fuerte, fundando de esta manera el imperio incaico.