El dóberman o dobermann es una raza de perros de origen alemán. Se caracterizan por ser perros fuertes, enérgicos e inteligentes. No obstante también es considerado como un perro potencialmente peligroso pues es un excelente perro guardián.

Características del Doberman

Historia

El dobermann debe su nombre al alemán Karl Friedrich Louis Dobermann, quien a finales del siglo XIX creó esta raza de perro. Para la creación de esta raza, se emplearon cruces de razas como el Rottweiler, el Beauceron, el Braco de Weimar, el Manchester terrier, y el Pinscher.

La principal función de esta raza en sus orígenes fue la de proteger a su creador frente a potenciales asaltantes.

Características

El dobermann cuenta con un cuerpo de tipo cuadrado y musculoso. Los machos tienen una altura promedio de 69 a 72 centímetros y pesan entre 40 a 45 kilos mientras que las hembras miden entre 63 a 68 centímetros y pesan entre 32 a 35 kilos.

Su pelo es corto, duro, liso, pegado al cuerpo y es de color negro o marrón.

Sus ojos son pequeños y oscuros, sus orejas son altas y su cuello es largo.

Personalidad

Si son adiestrados adecuadamente, son perros atentos, cariñosos y fieles con sus dueños.

Cuidados

Al ser un perro sumamente enérgico, necesitan practicar mucho ejercicio. Si no se ejercitas, pueden llegar a ser irritables y hasta agresivos.

Es esencial que tengan socialización y adiestramiento desde muy jóvenes.