La bandera de Irán se compone de tres franjas horizontales de colores verde, blanco y rojo. Esta bandera considerada como uno de los reflejos de la revolución iraní fue adoptada en 1980, aunque los colores son los mismos desde desde el siglo XVIII, época del imperio persa.