Liubliana, también denominada como Ljubljana, y conocida como la Ciudad del Dragón, es la capital de Eslovenia además de ser la ciudad más importante en todos los sentidos con que cuenta este país.

Liubliana, la capital de Eslovenia

En sus cortos 275 kilómetros cuadrados, podemos encontrar en Liubliana una bella ciudad moderna y tranquila que todavía contiene ese encanto arquitectónico clásico de la Europa más tradicional. Históricamente se cuenta que el origen de esta ciudad fue dado por parte de los soldados romanos en el siglo I a.C. También se resalta en Liubliana dentro de su historia que durante el siglo VI se instalaron los primeros antepasados de los eslovenos sobre territorios de Liubliana.

Vale la pena si te animas a viajar hasta aquí, que debes pasar por el Aeropuerto de Liubliana, el cual se ubica en Brnik, a unos 26 kilómetros del centro de la ciudad.