Dentro de las reliquias pertenecientes a la cultura tradicional de muchos países asiáticos se ha podido encontrar gráficos y alusiones literarias que representan y describen a distintos tipos de dragones. Todo el mundo sabe lo que ellos representaban, grandes monstruos muy similares a reptiles gigantes que tenían la capacidad de expulsar fuego por sus bocas y que resultaban en demasía poderosos; hoy en día esta imagen tan solo queda como una metáfora, ahora el uso del término “dragones asiáticos” tiene un nuevo significado digno de los nuevos tiempos en que vivimos.

Hoy en día los Dragones Asiáticos vienen a ser todos los países de ese continente que sobresalen como potencias económicas siendo destacables en puntos como la manufactura y la producción. Cabe destacar el hecho de que los ahora denominados dragones asiáticos fueron naciones que durante gran paso del siglo XX sufrieron situaciones de gran carencia económica. Actualmente son tres los países que representan a los dragones, estos son Corea del Sur y Taiwán, además de dos ciudades/estados, Hong Kong y Singapur.