Pueblos con Encanto: Encantadores poblados en el mundo

Los pueblos con encanto pueden denominarse como todos aquellos que presentan alguna clase de característica peculiar que los diferencie de las grandes ciudades de los países en que ubiquen. Se caracterizan por presentar actividades turísticas destinadas al estilo de vida rural como por ejemplo participar en sus costumbres regionales, sus fiestas, festividades religiosas, aprender su historia y apreciar cada uno de los detalles arquitectónicos de estos lugares en los que parece que el tiempo se ha detenido por completo. Estos pueblos también se caracterizan por estar rodeados por un gran encanto natural, siendo muchos de ellos salidos de una fábula; en algunos casos se encuentran abandonados pero intactos arquitectónicamente o con muy pocos habitantes en ellos, razón por la que se puede decir que muchos de ellos están a un paso de una posible desaparición.

Entre los mejores pueblos con encanto encontramos a en España a Segorbe en Castellón, Aranjuez en Madrid, Carrión de los Condes en Valencia, Cazalla de la Sierra en Sevilla, Lizarra y Otxagabia en Navarra, Trillo en Guadalajara, Lagrán en Álava, Frías en Burgos, Pedraza en Segovia y Toro en Zamora.

En Grecia destacan Kalambaka, Kastraki, Metsovo; en Argentina, Cuesta Blanca en Córdoba; en Francia, Bagneres de Bigorre, Cluny, Porquerolles; en Perú, Pueblos Uros del Titicaca; en Australia, Nimbin; en México, la Isla Mujeres; en Cuba, Trinidad; en Finlandia, Turku; en Italia, Alghero en Sicilia y en Noruega, Undredal.