Como bien se sabe, el turismo es una actividad que genera amplios ingresos económicos para las naciones que se ven beneficiadas con su práctica. Los miles (y en algunos casos millones) de viajeros que en el paso de un año deciden pasar por cierta ciudad o país del globo terráqueo dejan cantidades amplias de dinero a las arcas de la nación correspondiente además de ayudar al crecimiento del sector laboral de pobladores de la zona que encuentran en el turismo una buena oportunidad para brindar diferentes clases de servicios.

De nada serviría el turismo si es que el destino buscado no presenta una buena publicidad que lo respalde ¿Quién viajaría a un lugar que desconoce por completo? Puede que el público aventurero sea el único que opte por esta opción pero igualmente hay que tener alguna noción positiva acerca del lugar donde queremos realizar la práctica del turismo. Por esto mismo una buena publicidad siempre será la que influya, sin que muchos se den cuenta de ello, en las decisiones sobre destinos de viaje.

Para comenzar, pongamos el ejemplo de un país como Estados Unidos, habiendo tantos otros en el mundo que presentan mayor encanto cultural este es uno de los más visitados durante todas las temporadas del año. Toda la exposición mediática que recibe por parte de medios como el cine y la televisión, además de la idealización del denominado ‘Sueño Americano’, se vuelve su principal fuente de publicidad, a la larga puede que conozcas más de este país de lo que sabes del tuyo gracias a toda la información recibida. De la misma manera que el ejemplo anterior existe una gran variedad de países y ciudades que mantienen casos similares, estamos acostumbrados a escuchar buenas críticas acerca de lugares como, por ejemplo, el Caribe, Francia, Italia, Japón y otros lugares.

Otra clase de publicidad viene a ser el comentario recibido por parte de gente que conocemos, las buenas críticas recibidas por gente que conocemos suelen ser tomadas con mayor confianza que las demás. Saber que un familiar o amigo pasó una semana de ensueño en, por ejemplo, Puerto Rico puede ayudarnos a pensar en algún momento en tomar la misma ruta de viaje. Esto es un factor demostrativo que muchas veces la clase de publicidad no buscada es la que más puede influir en nosotros, tanto para destinos populares y otros que no conocemos mucho.