Año tras año, millones de turistas eligen como destino a visitar uno de los países con mayor importancia histórica y cultural en el mundo: Italia. Y en el corazón del “País de la bota”, en la región de la Toscana, se encuentra Siena, la ciudad que –según cuenta la leyenda- fue fundada por Asquio y Senio, hijos de Remo, quien fundó Roma con su hermano Romúlo.

Siena: La ciudad italiana fundada por los hijos de Remo

Siena es una pequeña ciudad fundada sobre tres colinas durante la época de la antigua Roma con el nombre de Sena Julia, por lo que a pesar de su tamaño es un lugar que alberga mucha historia. En la actualidad, los visitantes solo deben pasear un poco por las principales calles de Siena para toparse con monumentos históricos. Es por eso que Siena fue declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en el año 1995.

En Siena no puedes dejar de visitar la Piazza del Campo; el Palacio Público; El Duomo; la Pinacoteca; el Palazzo Salimbeni; el Palacio Piccolomini; la Fuente Gaia; la Fortezza Medicea y La casa donde Santa Catalina de Siena nació.