Mundialmente es reconocido el hecho que París es la ciudad donde la gastronomía llega a su punto más alto en cuanto a excelencia, fineza y elaboración. Esto se debe en gran parte al alto nivel de calidad en cuanto a ingredientes con que cuenta esta ciudad, es posible encontrar los quesos más variados y suculentos de toda Europa (junto a Italia), la excelencia en cuanto a repostería y las carnes más sabrosas. Por esto y mucho más siempre París será la ciudad predilecta de cualquier chef en el mundo.

Si te animas a comer en París puedes degustar los baguettes; los brioches; los quesos roquefort y brie; las sopas de cebolla, de poro o papas; los omelettes; platillos como pato a la naranja; pollo a la cacerola; bistec a la parrilla; así como vinos variados.

Entre los mejores restaurantes de París encontramos al Fellini, al Patisserie Lenotre, al Taillevent, al Gérard Mulot, al Stella Maris, al Alain Ducasse au Plaza Athénée, al Chez L’Ami Louis y al Brasserie Bofinger.