Lima se ve beneficiada por el río Rímac, el cual ayuda a la capital del Perú sirviendo como base para plantas de tratamiento de agua y diversas centrales hidroeléctricas; pese a su mal estado por partes de su recorrido también se puede encontrar gran esplendor en él, sobre todo cuando más se aproxima a la sierra. Entre otros ríos de gran importancia para Lima encontramos al Chillón, Lurín, Supe, Pativilca, Cañete, Mala, Chancay, etc.