En Nueva York prácticamente todos los ambientes urbanos de gran fama turística resultan encantadores, pero si hay una que tiene un carácter mucho más especial por su propia cuenta ése viene a ser Broadway, la calle más famosa con la que cuenta Manhattan, siendo el lugar al que cualquier artista le gustaría poder llegar algún día en su carrera. Aparte de ello también se le puede ver como la calle en el mundo más cara a nivel mundial con respecto a la compra de propiedades o simplemente su alquiler, razón por la que se puede sentir al pasar por sus calles un gran lujo.

Broadway: La Calle de los Teatros en Nueva York

Lo que hallamos en Broadway es la referencia a aproximadamente unos 40 teatros, los cuales abarcan tres manzanas, siendo en todos estos donde se puede hallar a las mejores actores de nivel mundial, tanto en lo concerniente al teatro y muchos que también han aparecido en la pantalla grande. Lo que queda es poder apreciar cuales son aquellos puntos que se podrían considerar como más turísticos para el viajero que llega de lejos con tal de ver obras y demás. No por nada al año se indica que se generan ganancias que pasa el billón de dólares.

Son muchos los teatros que se vuelven en propuestas perfectas para ver obras de primer nivel mundial, entre algunos de los nombres más reconocibles en el tema nos hallamos con el Imperial Theater, Ethel Barrymore Theatre, Winter Garden Theatre, Majestic Theatre, Palace Theatre o el recientemente inaugurado Belasco Theatre, solo por mencionar algunos casos de la gran variedad.

Broadway: La Calle de los Teatros en Nueva York

Vale mencionar que en la actualidad están presentando obras de gran reconocimiento mundial como Billy Elliott, Mamma Mia! o el Fantasma de la Ópera, por mencionar algunos casos, estando también en estos y varias otras obras nuevas y originales, siendo así la variedad de lo más rica. El ambiete clásico que manejan muchos de estos teatros es encantador, pero igualmente debemos tener en cuenta que muchas obras requieren de la compra de boletos con meses de anticipación.

Si bien uno no puede dirigirse a lo que e el corazón de Broadway también tenemos lo que viene a ser el denominado Off-Broadway, donde hallamos salas de teatro de menor tamaño pero con obras que la crítica también llega a respaldar, estando aquí el Little Shubert Theatre o el The Snapple Center como dos de sus casos más representativos. Sea cual sea el caso uno puede sentirse encantado con el ambiente de Broadway con tan solo ver los carteles de obras y el ambiente clásico.