Las terrazas son azoteas ideales para olvidarse del calor del verano y disfrutar de espléndidas tardes y noches desde las alturas, en compañía de amigos y tapas. Existe un viejo dicho popular que dice “De Madrid al cielo y un agujerito para verlo”.