Rusia ha sido sede de eventos importantes en la historia del mundo y sin lugar a dudas, es una de las más magníficas culturas. Sus 17 millones de kilómetros la convierten en el país más grande del mundo, situado en el noreste de Europa y norte de Asia. Es precisamente en este amplio territorio donde se llevaron a cabo eventos trascendentales para muchos hechos en la historia, entre ellas, la Guerra Fría.

La Guerra Fría no fue exactamente una guerra sino un periodo de tiempo donde predominaba la tensión política y el almacenamiento de armamento entre la Unión Soviética y Estados Unidos, el que llama la atención de muchos turistas y por ello visitan Rusia para conocer y aprender más acerca sobre el tema y específicamente, sobre la cultura rusa en general.

La Guerra Fría se inició en el año 1945 (después de la Segunda Guerra Mundial), y se extendió hasta la caída de la Unión Soviética, y quizás su ejemplo más factible haya sido la Caída del Muro del Muro de Berlín a fines de la década de los 80´s. Este histórico evento significó el enfriamiento de las relaciones políticas e ideológicas de los 2 países más poderosos del mundo, Estados Unidos y Rusia, que representaban al capitalismo y al comunismo, respectivamente.