La Semana de la Moda es una tradición en Milán, pues fue creada en el año 1951, por el conde Giorgini, y desde entonces se celebra con éxito anualmente. Cuenta la historia que un día 25 de febrero, el conde Giorgini invitó a las familias de los estratos sociales de Italia más altos para que fuesen espectadores de un desfile donde se presentaba las colecciones más exclusivas del momento.

Hoy en día el Milano Fashion Week no se trata de una celebración privada sino pública donde el lujo y el glamour puede ser apreciado por quien desee asistir. A través de la pasarela observaremos a las más top models luciendo los más vanguardistas atuendos de los diseñadores más renombrados.