Los rascacielos son una muestra del poder, ingenio, magnanimidad, y el progreso del hombre. Hasta hace un par de siglos era raro ver edificios de más de siete pisos de altura, sin embargo en la actualidad podemos ver año tras año cómo se construyen inmensas estructuras que sorprenden por sus creativos diseños, y sobre todo por sus imponentes tamaños. Usualmente estos edificios son utilizados como oficinas, pero en la actualidad podemos encontrar cadenas de hoteles y modernos departamentos en estas colosales estructuras.

Entre los más famosos rascacielos y edificios del mundo encontramos al Burj Dubai y al Emirates Office Tower de Dubai; a la Torre Taipei 101 y a la Tuntex 85 Sky Tower de Taiwán; a las Torres Petronas y a la Menara Telekom de Kuala Lumpur; a The Point en la Ciudad de Panamá; a las Sears Tower, al John Hancock Center, al AT&T Corporation Center, al Two Prudential Plaza, al South Wacker Drive 311 y al Amoco de Chicago; al edificio Jin Mao y al Plaza 66 de Shanghai; a las Two International Finance, Central Plaza, Bank China Tower, al Cheung Kong Center y The Centre en Hong Kong; al Empire State Building, al American International y al Chrysler Building de Nueva York; al Shun Hing Square y al SEG Plaza en Shenzhen; al CITIC Plaza en Guangzhou; al Baiyoke Tower II de Bangkok; al Bank of America Plaza de Atlanta; a la Library Tower de Los Ángeles; al Chase Tower y al Wells Fargo Plaza de Houston; al Ryugyong Hotel de Pyongyang; al Commerzbank de Frankfurt; al First Canadian Place de Toronto; al Kingdom Centre en Ryad; a la Landmark Tower en Yokohama; al Key Tower en Cleveland y al Overseas Union Bank de Singapur, por mencionar algunos.