Inicio Etiquetas Polinesia Francesa

Etiqueta: Polinesia Francesa

Polinesia: Paraiso Oceanico

Polinesia: Paraiso OceanicoLa Polinesia es un conjunto de islas que se encuentran al sur del Océano Pacífico, en el continente de Oceanía, las cuales se caracterizan por la extrema belleza de sus paisajes y por el clima tropical que mantiene la región. Estas islas se agrupan en dos tipos: las formadas por corales, como Tahití, y las de formación volcánica, como Hawai.

Tal como su nombre lo indica, la Polinesia proviene del idioma griego, que significa múltiples islas, subdividiéndose en la actualidad en Melanesia y Micronesia. Todas estas islas pueden formar un triángulo imaginario, donde Hawai, Nueva Zelanda y la Isla de Pascua vendrían a ser las esquinas, encontrándose en su interior a la Isla de Samoa, Tonga, Islas Cook y la Polinesia, además de Tuvalú.

En la Polinesia no podemos dejar de visitar las Islas Marquesas, las Islas Tuamotu, las Islas de la Sociedad, las Islas Australes, las Islas Gambier así como la ciudad e Papeete, capital de Tahiti; la Isla Clipperton y el atolón de Rapa.

Antes de viajar a la Polinesia, es recomendable vacunarse contra el tétano, poliomielitis, difteria, tifus y hepatitis A y hepatitis B.

Vacaciones de Verano en la Polinesia

Vacaciones de Verano en la PolinesiaLa Polinesia es un gran grupo de islas en el Océano Pacífico, que se sitúan entre Asia y la costa occidental de América, su nombre proviene del griego y fue puesto por el escritor Charles de Brosses.

Pero estas islas encierran más que un simpático lugar en medio de la nada. Este enorme triangulo de más de 30 millones de kilómetros cuadrados contiene un gran número de destinos a los que cualquier aventurero quisiera ir.

En la Polinesia tenemos la oportunidad de recorrer archipiélagos como las Islas Marquesas, las Islas Tuaomtu, las Islas de la Sociedad, las Islas Australes, las Islas Gambier, ciudaes como Papeete en Tahiti, y otros destinos como las Islas Clipperton, Rapa, y Hawaii.

Cada playa de la Polinesia es una mina de oro, no solo para los que se dedican al turismo, sino también para aquellos que probablemente en uno de los hoteles y hospedajes de esta zona se podrá encontrar el amor de su vida entera o del verano entero. Un destino espectacular, un pedacito de cielo terrenal, una tentación al pecado, una extensión del paraíso. Un sueño para cualquier mortal que vive día a día dentro de la rutina del trabajo y el estrés de lo cotidiano.