Uno de los países turísticos más famosos de África, es sin duda alguna Egipto, conocido por su escultura, pintura y arquitectura, tiene una gran cultura desde sus inicios. Egipto parece un museo al aire libre, por donde se vaya hay rastros de valor, por tal razón es uno de los más solicitados destinos de viaje.

Cultura Egipcia: La historia del Antiguo Egipto

Para muchos hablar de la cultura egipcia significa o equivale a misterios. De cierta manera tiene parte de certeza pues quien haya visitado Egipto puede dar testimonio de haber resultado atraído por su magia. Ello es indudable pues es imposible no maravillarse de su magnificencia; su pirámides, la esfinge, el rostro humano con garras de león, sus divinidades conforman y representan los más variados motivos del por qué se visita Egipto.

Cultura Egipcia: La historia del Antiguo EgiptoLa historia de Egipto comienza en el Neolítico en el año 3150 A.C., la historia de este país esta divida en tres imperios; Imperio Antiguo (2700 – 2200 A.C.), Imperio Medio (2050-1800 A.C.) e Imperio Nuevo (1567-1085 A.C.).

El Imperio Antiguo, se caracterizó por el nacimiento de las artes y la construcción de pirámides. Durante el Imperio Medio, fue la etapa del esplendor económico. Mientras que el Imperio Nuevo, busca conquistar pueblos vecinos para poder de estar forma expandir su territorio.

En términos generales vale la pena mencionar que el arte egipcio utilizó piedras (caliza, arenizca y granito), metales (oro, electrum, cobre y bronce), madera (ébano y cedro), marfil, entre otros materiales para elaborar sus arquitecturas y esculturas.

Su literatura, en un principio fueron jeroglíficos, sistema de escritura inventado y utilizado por los antiguos egipcios. Por otro lado la ciencia que se desarrolla en Egipto, fue el de más alto nivel, desarrollando de esta forma una civilización mucho más inteligente.

La historia nos muestra que debido al elevado nivel de conocimientos científicos que existía en Egipto, los hombres más sabios de la antigua Grecia iban a tierras Egipcias para aprender de aquella ciencia de alto nivel, aunque a veces mezclada con magia.