La bella Italia es uno de los países que más ha influido en la historia universal, y esto genera que por su cultura milenaria sea un foco turístico presente en todo el año, pues posee muchas costumbres y tradiciones que la hacen única comenzando por las tradiciones familiares como la ceremonia del matrimonio, el profundo respeto a la familia, las reuniones y el placer.

Costumbres y Tradiciones de Italia

En la sociedad italiana es siempre común saludarse con un buen apretón de manos o un símbolo de beso en la mejilla que no implica el rose de labios sobre ella. Para saludar de manera informal se suele decir “ciao” que se pronuncia como “chao” al igual que en Latinoamérica, pero con el detalle de que este saludo se usa tanto para saludarse como para despedirse. Saludos más formales son Buongiorno “Buenos días”, Buonsera “Buenas tardes” o Buenanotte “Buenas noches”.

Los hombres italianos suelen ser muy caballeros y halagadores con “le donne” (las mujeres) y es que antiguamente éstas eran prohibidas de salir con un hombres sin tener una relación sentimental formal y si lo hacían, iban acompañadas de chaperonas que vigilaban la relación hasta el matrimonio. En la actualidad aún existen pequeñas comunidades que mantienen esta costumbre.

La comida italiana se caracteriza por tener como dieta básica a la “pasta” y es valorada en el mundo entero por su exquisitez. Todo mesa italiana a la hora del almuerzo lleva siempre una ración de ravioles, fettuccinis, espaguetis que son bien acompañados de salsa pomarolla (Salsa a base tomate clásica). Y cómo dejar de lado a la más consumida por todo el mundo, es decir la “pizza”, esta sabrosa masa gruesa y artesanal.

Costumbres y Tradiciones de Italia

La hospitalidad italiana es muy reconocida, es natural que si existe un grado de confianza seamos invitados a comer a sus hogares y podamos socializar con una gran familia bebiendo una copa de vino, pues en estos almuerzos suelen sentarse a la mesa muchas generaciones desde abuelos, padres, tíos, primos etc. Sinceramente el valor que le dan a la familia es único.

Para las fiestas como la Navidad por ejemplo, los italianos son de colocar los belenes en un rincón de la casa recreando el paisaje donde vivieron la historia María y José de camino al Belén y degustar el Panettone.