En casi todo el mundo se celebra la llegada del Año Nuevo con las clásicas tradiciones de fin de año: fuegos artificiales, fiestas y alegría, comiendo 12 uvas a la medianoche, con las clásicas 12 campanadas de cuenta regresiva, el cotillón, la ropa interior de color rojo o amarillo, abrazando a las personas que nos rodean, corriendo por la calle con una maleta, entre otras, pero también hay algunos rituales de lo más curiosos. Conozcamos cuáles son las diversas costumbres para recibir el Año Nuevo en todo el planeta.

Tradiciones de Fin de Año: Costumbres para Año Nuevo

La tradición de Nochevieja más seguida en España es comer doce uvas acompañando las doce campanadas que anuncian la llegada del nuevo año. Según cuenta la historia, el origen de esta práctica se remonta al año 1909 cuando hubo un excedente de cosecha y en las casas se aprovecharon las uvas para tomarlas la última noche del año. El número de uvas coincide claro está, con los doce meses del año. Además, las doce es una hora que coincide con el final del año y el principio del siguiente, por lo que ese número está cargado de un fuerte simbolismo supersticioso.

En América Latina y España es muy común que las mujeres utilicen para fin de año ropa interior roja para atraer el amor o ropa interior amarilla para atraer el dinero.

En Sudamérica es muy usual ver personas correr por las calles con maletas vacías. ¿El significado? Será garantizar viajes durante todo el año. Otra tradición muy latina es prenderle fuego a muñecos de trapo para quemar todo lo malo del año viejo.

En Estados Unidos la tradición indica que se debe dar un beso a la medianoche. Los estadounidenses creen que no dar un beso justo después de las doce de la última noche del año asegura 365 días de soledad.

tradiciones de fin de año2

En Italia y otros países también se acostumbra a comer lentejas en la cena de Nochevieja pues simbolizan dinero y riqueza. Esta superstición viene desde la época romana, a donde se le regalaba al pueblo estas legumbres.

En Dinamarca se acostumbra a dar la bienvenida al nuevo año, rompiendo platos tras la cena de Nochevieja, así como saltar desde lo alto de una silla a las doce en punto. Ambas tradiciones dicen traer buena suerte y situaciones positivas para los meses venideros.

En Filipinas se utilizan ropas con estampados de lunares para atraer la buena suerte y el dinero pues los lunares se relacionan a las monedas. También se acostumbra a llevar monedas en los bolsillos las cuales se deben hacer sonar cuando el reloj anuncie la media noche.

En Edimburgo se celebra el «Hogmanay». La fiesta engloba una cabalgata de luz, fuego, actores vestidos de vikingos, danzas, música gaitera y mucha diversión.

En el Reino Unido se realiza el «first footing», tradición que consiste en tratar de ser el primero en visitar a familiares o amigos con un regalo (dinero, pan o carbón) después de que hayan dado las campanadas de las doce de la noche. La persona que llegue antes a la casa de la celebración será la portadora de la buena suerte durante el resto del año.

En Japón también se despiden el año con campanadas, pero de manera diferente. Esta tradición llamada «joya no kane» indica que durante la transición de Nochevieja a Año Nuevo se toquen hasta 108 veces las campanas de los templos budistas. Se cree que con cada campanada, se esfuman los 108 pecados que el ser humano tiene por defecto en la mente. En el país nipón también se acostumbra a comer «toshikoshi-soba» con la esperanza de que la fortuna de la familia se extienda tanto como este tipo de fideos largos.

En Ciudad del Cabo las personas se visten de arcoiris para pasear por el carnaval de «Tweede Nuwe-Jaar», considerado como el «Segundo Año Nuevo». El festival está lleno de bailes, disfraces y comida típica.

En Brasil es costumbre vestir ropa blanca para alejar los malos espíritus. La gente también acostumbra a bañarse en el mar para garantizar la buena suerte durante el año nuevo.

En Chile las personas barren la casa de adentro hacia fuera para remover las malas energías.

En El Salvador se acostumbra a romper un huevo en un vaso de agua y dejarlo toda la noche en la ventana, a la intemperie. Por la mañana la figura que revele el huevo será lo que te traerá la fortuna el año siguiente.

En Guatemala a las 12 en punto se debe arrojar doce centavos en la puerta de la casa dando la espalda a la calle, lo cual aseguran traerá dinero en el año venidero.

En Puerto Rico, se llena las ollas y sartenes con agua, luego se arroja el agua en la puerta de la casa, cuando el reloj marca las 12 para atraer la buena suerte.