Realizar viajes es una manera de vivir experiencias nuevas, conocer más sobre diferentes culturas, relacionarse con gente de diversas lenguas, observar maravillosos paisajes, divertirse con todo lo que se encuentra. El turista busca entre las mejores opciones todas las características que puedan satisfacer sus intereses es por ello que existen diversas clases de turismo y uno de los más especiales es el turismo religioso. Para realiza esta clase de turismo se tiene como motivación fundamental la fe. Las ciudades santas, lugares sagrados están como destinos elegidos.

El turismo religioso cuenta con una serie de lugares que han causado gran interés a lo largo del tiempo. Además de visitar lugares sagrados también involucra conocer tumbas de santos, asistir a peregrinaciones, participar en celebraciones religiosas, entre otros. Normalmente los circuitos y rutas religiosas están programadas para estancias cortas, aproximadamente entre 3 o 4 días, preferencialmente durante los fines de semana o feriados.

Entre los principales destinos religiosos suelen estar indiscutiblemente Jerusalén en Israel; La Meca en Arabia Saudita; El Vaticano en Roma, Italia; Lourdes en Portugal para adorar a la Virgen de Fátima, la Catedral de San Patricio en Nueva York, Estados Unidos; la Catedral de San Basilio en Moscú en Rusia, Notre Dame en París, Francia; en España encontramos a la Catedral de Segovia, la de Salamanca, la Catedral de la Sagrada Familia en Barcelona, entre otras. No obstante en diversas partes del mundo pueden encontrarse más lugares sensacionales donde realizar turismo religioso.